PERIPLOS de Minubetrip en Navarra

Hoy comenzamos un periplo por las maravillosas tierras de Navarra, por deferencia de nuestros amigos de MINUBE.com y de los responsables de Turismo de Navarra www.turismo.navarra.es   Si no sabes porqué has elegido ese viaje tan fascinante, o porqué tienes unas irreprimibles ganas de contarlo a tus amigos y compañeros, visita http://www.minube.com y tendrán una respuesta para ti, entre otras.IMG_0934

En Twitter @periplosyviajes lo estamos contando todo con fotos, así como en nuestro Facebook PERIPLOS SUEÑOS VIAJEROS En esta oportunidad quien se ha embarcado a esta aventura es Alberto. Cuando finalice nuestra aventura, incluiremos fotos en este post.

No os contaré aquí lo que podéis  descubrir en cualquier sesuda guía sobre Navarra. Sí quiero pediros que desde este momento  os olvidéis de TV, periodistas y políticos que mentan a Navarra constantemente. Navarra no es como te la cuentan.  Navarra es encrucijada de caminos y está francamente abierta a sus visitantes. Navarra es diversidad, pueblos inmemoriales, parques nacionales y naturales, son los Pirineos,  es Pamplona y es mucho más.

Pero yo quiero contar aquí la historia de seis locos viajeros, Joan, José Luis, Pedro, Víctor, Txema y quien esto escribe: Alberto. Blogueros, fotógrafos (unos más que otros), frikis de la tecnología y del buen viajar; y es que viajando se entiende la gente y el viaje es el recorrido más largo entre dos puntos.. y en fin esta serie de temas. Lo dicho, todos ellos, viajeros sin respiro.   Si queréis saber sus cuentas de Twitter o de Facebook,  queréis saber más de ellos o de sus blogs, dejaré sus referencias cuando redondee este post en Alicante, mas no ahora. Trabajad un poco e id a mirad a mi cuenta en  Twitter  @periplosyviajes y encontraréis toda la información. Asimismo, las fotos las subiré en Alicante hacia finales de junio. No seáis impacientes.

DÍA 1. 13 de junio de 2011. PIRINEOS

La noche del domingo 12 de junio me embarcaba en  un autobús nocturno con dirección a Madrid, donde debía encontrarme a mis compañeros viajeros. Nunca me han gustado algunas faunas que podemos encontrar en las estaciones de autobuses de España… pero eso es otra historia y no la contaré ahora. ¡No, no hablo de mis amigos viajeros!; por favor, haced el favor de leer mejor J.   Llevaba una maleta con todo y una mochila con lo demás.  Bien provisto de IPhone  y de la Canon G12 (humilde herramienta fotográfica al lado de las maquinorras de mis compañeros). Nos habíamos citado en Atocha y fue allí donde nos encontramos.

¡Casi perdemos el tren a Pamplona! En el tren Pedro, responsable de MINUBE (un gran proyecto viajero I+D+I, que otro día os contaré, para que los alemanes digan que en España no inventamos…) no nos dejó pegar ojo porque no paró de contarnos los intríngulis de nuestro periplo.  J  Pero qué va, no lo digo en serio:  bien es cierto que nos transmitió su idea de estos BLOGGER TRIPS, y que la disfrutaríamos enormemente; luego cada uno fue a lo suyo: Joan durmió como un tronco, Pedro, incansable, no dejaba de aporrear las teclas de su IPhone porque tenía que atender a su trabajo; José Luis y yo nos hicimos con un par de periódicos y nuestros amigos viajeros más jóvenes torcieron el gesto insinuando que en Internet  las noticias están más actualizadas que eso de leer la prensa en papel está muy en desuso. Txema se agenció su  MacBook Air y disfrutó como un niño con zapatos nuevos.  Víctor preparaba su máquina de retratar, de la que no daré detalles, ni siquiera su alto precio, para no dejar en mal lugar mi discreta Canon G12 de reciente adquisición.IMG_0954

Alcanzamos Pamplona y nos recibieron muy amablemente Estefanía y Carmen de Turismo Navarra. Nos ofrecieron instrucciones y nos proporcionaron una fregoneta para hollar Navarra. Nos disponíamos a iniciar nuestra aventura.

Nos trasladamos hacia el Pirineo por la A-21; a Pedro le costó hacerse con los mandos del vehículo. Encima que debía conducir, debía tolerar las bromas de sus compañeros viajeros. Finalmente, el vehículo dejó de pelearse con nuestro director de MinubeTrip y conseguimos llegar a la Foz de Lumbier. Esta foz es el cañón más meridional excavado por el río Irati al atravesar las estribaciones de la sierra de Leyre. Espectáculo natural insólito desde todos los puntos de vista, aunque nosotros sólo pudimos contemplarlo (por razones de agenda) desde la antigua plataforma del  antiguo ferrocarril EL IRATI, el primer tren eléctrico de la península, que conectaba los municipios de Sangüesa y Pamplona.

Nos dedicamos a lo que sabíamos hacer, y era disfrutar del magnífico entorno natural, tomar muchas fotos y contarlo a nuestros amigos. De haber tenido más tiempo hubiéramos rodeado todo el cañón e incluso ascendido a algunos de sus picachos para contemplar la belleza del Irati. El río, a su paso por estos contornos,  parecía cantarnos una letanía misteriosa. Me gusta escuchar el paso de los ríos desde senderos cercanos. Aves de diverso pelaje y familia se desplazaban orgullosas entre las oquedades y desplegaban sus alas en el cielo delante de las nubes, enseñoreándose en este lugar.

IMG_1023Al acabar el largo paseo nos desplazamos a comer al hotel IRU-BIDE de Lumbier. Ved alguna foto y comentarios en Twitter. En Navarra no os puedo decir que se coma bien, ya que no es cierto: en Navarra se come requetebién y de rechupete. En IRU-BIDE degusté un pastel de bogavante con  ensalada que no se lo salta un gitano. Suavidad y cremosidad. De segundo comí un soberbio y fresco rodaballo en plancha; perfectamente cocinado. Los postres, también exquisitos, así como el trato de la jefa de sala al grupo. El entorno, magnífico.

Al acabar el almuerzo nos dirigimos a Usun, al Centro hípico Arbayún. Se trataba ahora, por obra y gracia de MINUBE, de subir a un equino y disponerse durante dos o tres horas a recorrer los caminos de la zona. Y es que uno tiene sus añitos como para a
ndar jugando a la caballería montada, pero sea todo por MINUBE y sus amigos; no sería yo quien quedaría como el más acobardado. Me  armé de valor, y con los demás, nos dispusimos (tras aprender unas breves lecciones teóricas) a subir a la montura y a tragar saliva: ¡Tierra trágame!. No me gustan las montañas rusas, ni tampoco me gustaban los paseos a caballo… sé que no tiene que ver una cosa y otra, pero se lo oí contar a mi amigo José Luis y me resultó esclarecedor. No me pidáis que lo explique; yo seguía confundido por el nuevo reto ecuestre.

Inicialmente subí a lomos de un caballo percherón; que yo no sé qué me ven que en todos los lugares donde me proponen subir a un caballo me buscan este tipo de caballos que, entre nosotros, bonitos no son.  Serán pues recios y fuertes para tolerar mi fortalecida figura. No duré mucho con Valerón, que así se llamaba.Y que me recordaba a los cabreos que el jugador del Atlético de Madrid del mismo nombre cogía sobremanera. Y es que Valerón se hacía el gallito y no dejaba de intimidarme moviendo de arriba hacia abajo su cabeza, dándome más de un susto.  El jefe de la yeguada debió contemplar mi inquietud; pues decidió darme el cambiazo y ofrecerme su caballo. Esto fue otra cosa; manejé mucho mejor el caballo y pude acomplarme perfectamente al resto de viajeros. No es fácil llevar un caballo; hace falta mucho tiempo de aprendizaje y en un par de horas apenas aprendemos los ejercicios introductorios. Fuera ya de bromas, indicaros que lo pasamos de cine en el Centro Arbayún. Nos encantó a todos; de forma tal que os lo recomendamos encarecidamente si ponéis pies en Navarra. No os lo perdáis.

Antes de retirarnos a la cena frugal (je, jeIMG_0990… frugal!) y al descanso del viajero, nos quedaba por visitar Ochagavía. Una localidad rodeada por la Selva de Irati. Capital del valle de Salazar. Uno de los pueblos más bonitos del Pirineo. Perduran algunos caseríos de 1700, pese a que fue arrasada e incendiada por el ejército francés en 1794. Otro famoso suceso histórico fue la caza de brujas que la Inquisición llevó a cabo en el s. XVI. Incendios u hogueras, tanto monta, monta tanto. Yo anduve hasta lo más alto del pueblo; hasta la bifurcación que lleva a la muy conocida ermita local. Lo más bonito es perderse entre sus callejuelas empedradas y disfrutar del entorno.

Terminamos el día en Jaurrieta, en Casa Sario, donde cenaríamos y dormiríamos. Casa Sario es un coqueto alojamiento rural, ideal para descansar durante las visitas a estos parajes pirenaicos. Cenamos foie muy bien preparado, con tostas; pedimos ensalada templada con delicias de pato y acabamos con unos buenos filetes de carne. Yo comí ternera, angustiado de la muestra de insensibilidad que observé en la mesa: dos de mis compañeros de viaje (cuyos nombres no pronunciaré para no manchar su expediente) atreviéronse a cenar carne de equino… ¡¡¡sí, de equino!!! Del mismo animal, noblote, que pudimos montar esa misma tarde…  Señor… perdónalos porque no sáben lo que hacen… J

Joan no dejó todo el día de tomarnos con su cámara de video. Joan es un experto cinematógrafo y tiene varios cortos y documentales en su haber. Joan es el responsable de las tomas de TV que podréis disfrutar en MINUBE TV cuando esto se termine y quede todo montado. Es curioso que Joan es el más apreciado de los viajeros… será que ninguno quiere indisponerse con Joan no vaya a ser que en TV no luzca debidamente J. No os perdáis este trabajo periodístico y televisivo. No tiene desperdicio.

DÍA 2. 14 de junio de 2011.  SEGUIMOS EN PIRINEOS Y ACABAMOS EN PAMPLONA.

Escuchando Graceland de Paul Simon mientras esto escribo, dedicado a Pedro y a Joan, quienes aún creen que Elvis sigue vivito y coleando en Menphis. Spotify siempre está allí donde se necesita.

Yo siempre pienso en dormir; pero es que viajando no tienes forma de sacar tiempo para caer en  brazos de Morfeo. Y si me he propuesto contar este Minubetrip en semidirecto aun dejaré tiempo de sueño pendiente al regresar a casa. Y lo primero es lo primero; me traje el portátil y aquí seguimos mirando con un ojo al teclado de la HP y con el otro mirando la cama del dormitorio. ¡Qué dura es la vida del viajero!

Después de un desayuno opíparo en Casa Sario (ved alguno de mis Tweets de 13-6-2011 donde describo algún aspecto de este recinto hostelero y ofrezco alguna fotografía), con todo muy bueno y de calidad; nos dispusimos a poner la directa hacia  Garralda. Allí nos esperaba Ángel María Loperena, un indígena de acá (pues bien que nos describía a vecinos, viandantes y residentes como tribus y lo hacía con mucha gracia), un magnífico conocedor del terreno que pisa y especialmente de todo Irati. Regenta el pequeño hotel rural Auñak adscrito a la red de alojamientos rurales de Navarra. Altamente recomendable aunque no pernoctáramos. Ángel estaba con nosotros para algo más que recibirnos en su hospedería. Nos íbamos con él en 4×4 a conocer la Selva de Irati (12000 hectáreas, el segundo mayor bosque de Europa), sus impnentes hayas y abetos, sus pequeños pueblos y alguna que otra sorpresa. A fe que no quedamos decepcionados. Fue un recorrido completísimo por todo el corazón de Irati; conocimos las ruinas de una antigua fábrica de municiones de la época de Carlos III, donde hicimos fotos como descosidos. Entrañable lugar. Nuestro amigo viajero Txema quiso mojarse y metió la pata ( No sé, por cierto,  como Joan, perfeccionista,  no se estampa contra el suelo por las virguerías que hace para tomar esos planos imposibles para MinubeTV ) Ángel nos ofreció todo tipo de explicaciones y nos sentimos remontados en nuestra imaginación a aquél duro Siglo de Oro español,  s. XVIII. Si venís por aquí, visitad la fábrica. Una pasada.

Hacíamos pequeñas paradas en lugares con encanto de la zona. Nos gustó especialmente el gran embalse que podréis encontrar en medio de la selva. Nos dio ganas de dar un baño. Comí unas fresas deliciosas. Si te acercas por acá las encontrarás por todos lados (búscalas al principio del verano). Coge un puñadito, échatelas a la boca y aplasta con la lengua las fresas contra el paladar y siente su sabor. Si juntáis un grupillo llamad a Ángel para que os organice una correría por Irati y le decís que os enseñe a comerlas.IMG_0204

Acabamos en Roncesvalles y allí comeríamos. Miguel nos recibió muy amablemente; casi nos atendió como peregrinos VIP del Camino. Sabéis que en Roncesvalles comienza para muchos peregrinos españoles el Camino de Santiago. 800 kilómetros esperan al peregrino, social, religioso, espiritual o estéticamente motivado para  llegar a Santiago de Compostela. Que por cierto, quien esto escribe tenía preparado otro viaje para finales de mes a Galicia, para realizar los últimos tramos del Camino en familia y como siempre pasa en estos casos, mi compañera decidió muy recientemente que caminar está muy bien, sí; pero que lo que le apetece es darse unos chapuzones en Mojácar y unos baños de sol allí. Toca complacer y dejaré los viajes activos para otro momento J

Después de comer en Casa Sabina Miguel nos mostró un par de hoteles/alojamientos especialmente preparados para  peregrinos pudientes (aunque la habitación no pasa de los 60 euros/70 euros). Si en tu peregrinaje tomas en consideración la virtud de la pobreza, en Roncesvalles acaban de inaugurar una posada pública muy destacable. Nos quedó por ver la Colegiata que guarda una bella imagen de la Virgen de Roncesvalles. Aunque sí vimos su Iglesia y a Sancho el Fuerte, yacente (su escultura) con los pies cruzados y mano al pecho. José Luis nos contó que en la Iglesia del Temple en el Reino Unido hay una serie de figuras (templarios) que posan de la misma guisa y que dichos gestos identifican la pertenencia a la Orden. En mala hora comentó tal cosa, puesto que Asunta, una de las responsables de la Iglesia entró en feroz combate dialéctico con el muy viajado José Luis; a todo esto estábamos con el tiempo muy justo para ir al Parque de Aventuras Burguete que nos apetecía sobremanera un subidón de adrenalina, tras el éxito de nuestra excursión a caballo del día anterior.  Y acabamos corriendo delante de la buena de Asunta que nos intentaba dar alcance para discutir sobre el significado de la pose del muy noble Sancho. Pero esta es otra historia…

Víctor y Julen nos esperaban en su Parque de “atracciones”. No; no era Terra Mítica. Pero en España no te encuentras un recinto perfectamente preparado para la práctica de turismo activo como este, a más de 8 metros desde el suelo (también hay un itinerario para niños, más bajito, para los niños… ya se sabe…). Entre plataforma y plataforma, unos cables o unas tablas unidas por cuerdas que hay que salvar para alcanzar otra plataforma. Y amigos; no toméis en serio lo que viene ahora y desde aquí os digo que son ejercicios divertidos y perfectamente seguros, ya que todo el recorrido se hace perfectamente asegurado por unos arneses

Con ese plus de superioridad que da el hecho de dominar dos bestias salvajes en Usún el día anterior (dos nobles caballos de pura raza equina )  y pasear por el monte a lomos de estos dos fieros corceles, incluso fajando al nervioso ValerónIMG_0946, por estas bellas tierras navarras, no pude por menos que arrogarme con la necesaria valentía para emular a Tarzán en este parque de aventuras Burguete y demostrar a mis compañeros viajeros lo Supermán que uno es. Ni corto ni perezoso  agarré la escala que separaba la primera plataforma del suelo, y algo nervioso procedí  a subir hasta lo más arriba; ya observaba yo que la escalera se movía en exceso e interrogé a los responsables sobre tal inconveniencia. Quitaron al asunto importancia con un ¡bah! y una explicación añadida que venía a decir que para muchos osados aventureros esa escala móvil era lo más difícil del programa; mas sospeché una treta, no me convencieron y fruncí el entrecejo. El temblor de la escala de alguna forma se había transmitido a mi cuerpo serrano y staba yo allá arriba, ante la primera de las pruebas decidiendo qué camino tomar: si abrazar a la suerte y someterme  a los designios del destino demostrando pundonor y bravura… o bien dejar cada cosa en su sitio, y en tal caso mi persona en el suelo, que es donde debe estar y no dando bandazos en el aire agarrado a unos cables sospechosos. Así que terminó aquí mi aventura en Burguete. Bajé n
o sin dificultad de nuevo por la escala y fui objeto de mofa y escarnio (con gracejo) por mis compañeros viajeros muy merecidamente por no hacer caso de ese dicho sabio de “zapatero a tus zapatos”,  que viajar no es cosa de hacer el mono o el tarzán, y que el buen viajero se emociona con un paisaje, un libro, un cuadro, un recinto arqueológico, una montaña e incluso con una palabra….

Quede dicho también que la mayoría de los compañeros prestos se prestaron presuorosos a cumplir con el código ético de Minubetrip y obedecieron los designios de Pedro para ser sometidos a estas pruebas de equilibrio, fuerza, inteligencia y resistencia, y que ninguno cayó al suelo ni hubo que concelebrar ningún MinubeRIP (palabreja con la que se bromeó, y ésta no es broma mía). Todos ellos demostraron tenacidad y capacidad. Y desde aquí envío un aplauso (envenenadillo para los que de mí se rieron) por su bravura. Quedan las fotos como prueba de diversión, por encima de todo. Y las fotos y videos de la tirolina no tienen ningún desperdicio.

Acabamos la jornada en el hotel Puerta del Camino. Un muy recomendable hotel de 4 estrellas en pleno centro de Pamplona, que a mí me recuerda un tanto a los NH, pero con claras diferencias. Buen hotel y muy buen trato. De la cena destacar sobre todo el recinto, denominado La Capilla, con apertura al público en general. He de decir que los platos no fueron especialmente destacables y no me dijeron gran cosa. Simplemente correctos.

DÍA 3. 15 de junio 2011 PAMPLONA Y OLITE.

Pamplona regenta la capitalidad de la Comunidad Foral de Navarra.  Ciudad muy envidiada por su calidad de vida. Primera ciudad del Camino de Santiago en ruta hacia Compostela. ¡Qué decir de esta gran ciudad!. Es hermosa y anda engalanándose para las  próximas fiestas de San Fermín (7 julio). El corazón de Iruña es el casco histórico, donde se encuentran los monumentos más destacados. En los alrededores, el viajero encontrará bellos parques y antiguos recientos fortificados que forman una perfecta conjunción entre naturaleza e historia.

Dado que nos levantamos algo tarde dispusimos que lo más adecuado era comenzar la visita comenzando como los mozos que corren los encierros; situándonos en la hornacina con la imagen del Santo (San Fermín). La animación de la ciudad es total y se nota que pronto Pamplona permanecerá despierta durante los largos días de su fiesta patronal. Disfrutamos con todo, la arquitectura del casco viejo, las clásicas tapas navarricas, las calles comedias, Zapatería, Mercaderes, Mayor y la plaza Consistorial amén de la Plaza del Castillo. Nos quedó tiempo para recorrer las callejuelas del encierro, correr nosotros mismos delante y detrás de la cámara de Joan (no perderos MINUBETV cuando se lance el reportaje de nuestra visita),  hasta llegar a la Plaza de Toros, observar la ciudadela y las vistas de la ciudad desde distintos puntos elevados de la misma (uno de ellos desde el edificio de Turismo Navarra). No os perdáis Pamplona en fiestas, y si no tenéis vacaciones en julio veniros por aquí en cualquier fecha.

No os digo nada del carácter de los pamploneses: amables y simpáticos. Aprecian al visitante. Yo aproveché mi estancia para volver a saludar a mis amigas Alicia y Pili. Alicia se encontraba trabajando, pero Pili nos acompañó en nuestra visita por la ciudad. Nos llevó a un par de sitios interesantes. ¡Nos vemos pronto, Pili!

Voy a proponer a mis compañeros, sesudos bloggers viajeros, que otorguemos el premio al tweet más influyente de este viaje a Txema. ¡¡Unas pocas palabras pueden derribar montañas!! Internet tiene un gran potencial, no cabe ninguna duda. A veces nos asustamos del alcance de nuestros posts.IMG_0093En Olite, siempre algo tarde, alcanzaríamos el Restaurante Sidrería Erri Berri, donde comimos el mejor entrecot que hemos probado en mucho tiempo; jugoso, delicioso y tierno. Corren algunas fotos por ahí de mis compañeros en Twitter. En Olite, además de buenas carnes puede degustarse buenos cogollos de Tudela, pimientos del piquillo (sin relleno, que lo estropea), espárragos incomparables, uff y mucho más. Y no nos olvidemos del vino. El vino de Navarra está alcanzando estándares de calidad significativos; algunas referencias  alcanzan el grado de calidad de algunos conocidos vecinos riojanos, con precios más recatados. Y me estoy refiriendo no sólo a buenos tintos, sino también los rosados y algo menos, los blancos. Esta noche precisamente cenamos con Ochoa Crianza 2007, un vino equilibrado, con buena madera, fruta roja, especias, buen paso por boca y agradable. A mediodía los compañeros suelen pedir sidra del lugar de gran calidad, pelín más áciida que la sidra asturiana, aunque precisamente la sidra no es mi bebida predilecta.

Olite es uno de los lugares más visitados de Navarra, escenario de múltiples actos culturales. Tierra de conocidas bodegas y sede actual de la Estación de Viticultura y Enología de Navarra.

El monumento visitable más importante de Olite es el Castillo-Palacio Real de Olite. Comenzado a construir a finales del siglo XIV por el Rey de Navarro Carlos III “El Noble”. En Olite dicen los lugareños que Walt Disney se inspiró en este castillo para dibujar su marca-emblema.

Tuvimos al mejor guía de los posibles, a Javier, de la empresa Guiarte, responsable de la gestión turística del Castillo. Nos contó toda una serie de anécdotas además de darnos explicaciones detalladas sobre las características de cada dependencia del castillo. El castillo de Olite es una reconstrucción. A mediados del S. XX se determinó recrear el espíritu del viejo castillo Real. El castillo es inmenso y es visible desde cualquier punto de la ciudad. Es uno de los edificios civiles góticos más importantes de Europa. Se trata de un evocador conjunto de galerías, salas, torres, pasillos, jardines y miradores, cuyo recorrido nos traslada a la misma Edad Media. No te conformes con una visita sencilla y pide la visita guiada; merece la pena.

El Castillo pudimos visitarlo solos prácticamente. Se encontraba cerrado al público debido a  un rodaje internacional que actualmente se está llevando a cabo entre sus muros, pero tuvimos el detalle por parte de Javier de ofrecérsenos de guía para visitar todo el conjunto, además de ver los sets de rodaje de la producción cinematográfica. Todo un lujo. Le estamos muy agradecidos por permitirnos ser testigo de todo esto.

Cerramos la noche en el Hotel la Joyosa Guarda. Amigos, si venís por Olite, reservad habitación en esta cuidada hospedería (4 *). Es un pequeño hotel con todas las comodidades y una decoración híbrida con elementos modernos y clásicos a un tiempo, pero muy bien conjuntada. La cena fue soberbia a base de raciones a compartir de jamón ibérico, quesos de la zona, ensaladas, pimientos de piquillo, ajo arriero, etc. Materia prima de gran calidad.

DIA 4. 16 de junio de 2011. BARDENAS REALES – TUDELA

A las 7 de la mañana después de dormir unas pocas horas uno se despierta más confundido que Berlusconi en la Mansión de Playboy. Son los inconvenientes de los viajes intensos a los no terminamos de acostumbrarnos. Con el día, el hotel la Joyosa Guarda relucía en los páramos de Olite; el jardín donde desayunamos, expresión de buen gusto.

Hemos de abandonarlo deprisa y corriendo porque a pesar de la tempranera, nos esperaba Fernando de NATAVEN. Y ya llegábamos algo tarde. Tomamos la furgoneta y nos pusimos en carretera. Dimos con Fernando en uno de los pueblos cercanos a Bardenas.

IMG_1095Bardenas es un espacio inmenso de unos 40000 ha que nos recuerda a parajes como Arizona o Capadocia, constituido por un paisaje semidesértico en el que prevalecen formaciones con base de yeso, arenisca y arcillas de formas diversas, mayoritariamente cerros de distintas alturas que por efecto de la erosión presentan un aspecto bellísimo y con gran encanto. Conforman actualmente un parque natural, declarado desde el año 2000 como Reserva de la Biosfera.

Y teníamos con nosotros al mejor guía de la zona, con gran experiencia y conocedor de cada centímetro de terreno. A Fernando. Establecimos que el mejor modo de recorrer este inmenso ecosistema (paraíso de ornitólogos, donde aves de diverso pelaje pueden observarse) que atrae a miles de viajeros durante todo el año era encima de unos artilugios que todos vosotros conocéis con el nombre de SEAGWAY. Sí, ese artefacto que se pone en movimiento con suaves giros del cuerpo  y aparentemente inestable, que sin embargo, cuando acabas la excursión desearías poder llevártelo  a casa para recorrer tu ciudad encima de este trasto.

Nos acercamos al vehículo SEAGWAY con cierta prevención tras conocer que el inventor de este estilizado cacharro se cayó el muy torpe por un barranco. Suerte que aquí barrancos no teníamos cerca y que como mucho en caso de caernos del mismo podríamos dar con los dientes en el suelo y poco más.

Esta era mi oportunidad de darles “zas-en-toda-la-boca” a mis  compañeros y amigos blogueros con los que compartía travesía. Hicieron bromas hace un par de días con mi indecisión a la hora de saltar de árbol en árbol ( ¡en nuestro camino evolutivo  ya bajamos de los árboles! ¿por qué volver a ellos?). Esta era la mía. Iba a demostrarles que en esta máquina infernal SEAGWAY sería yo quien les mostrase habilidad, rapidez, pundonor, astucia… Nos ofreció Fernando instrucciones clarificadoras del funcionamiento del vehículo; y me recordó a Valerón, al caballo del primer día; era exactamente lo mismo, mover el cuerpo hacia adelante para avanzar y echarlo atrás para parar e incluso retroceder. Y el giro estaba en el puño izquierdo;  con movimientos de muñeca el artefacto giraba a izquierda o derecha sobre su eje. Lo dicho, pan comido. Iban a ver…

Pues ahí salimos todos como descosidos detrás de Fernando y empecé a darme cuenta que de nuevo las circunstancias y el destino no estaban de mi parte. Yo creo que mi SEAGWAY no estaba equilibrado, o quizás me habían dado uno más lento… el caso es que acababa siempre el último o el penúltimo (el penúltimo, claro, cuando Joan el cámara se ponía detrás para tomar algunos planos…). ¡Que contrariedad!. Para colmo, no llegué a hacerme con el movimiento de muñeca, ¡me liaba! Fernando para rematar me dijo que gneralmente eran chicas los que tenían ese problema de confusión con la dirección, por su organización cerebral.  Ahí ya me dejó noqueado:  el problema era ahora mi cerebro “femenino”; lo que faltaba. Me resigné nuevamente frente a la adversidad: sería nuevamente diana de los comentarios maliciosos de mis amigos. Es mi destino. Y me lo merezco… ¡Al menos yo tengo un destino aunque sea risible, mirad a  Txema  anda siempre buscando el suyo! (Txema es el responsable del Blog “Viajar sin destino”) Jejeje… JIMG_1167

Bromas aparte, comentar que la experiencia en las Bardenas con el Seagway fue una de las actividades más “chulas” de este viaje. No puedes ni imaginarte lo divertido que resulta cuando aprendes a llevarlo. Os lo recomiendo. Fernando realiza diversas paradas durante el recorrido y comenta anécdotas e historias relacionadas con las Bardenas, además de ofrecer datos e informaciones útiles. En las Bardenas se han grabado importantes films. Preguntad a vuestro guía cuando vengáis a conocer este lugar tan fantástico. Esta actividad me ha encantado.

Haríamos la última comida del circuito en Tudela, importante ciudad navarra donde acabaría nuestro periplo. De Navarra cabe destacar su casco histrico, diversos palacios, su Catedral y destacadas Iglesias; la más importante: la iglesia románica de la Magdalena.  Tudela merece una visita pausada y reflexiva por parte del viajero. Esta ciudad se asienta en un lugar privilegiado, regada por el Ebro. Encrucijada de caminos que comunican el valle con las tierras del norte y del sur.  El rey Sancho VII el Fuerte, a quien conocemos bien por nuestra visita al Castillo de Olite y a Roncesvalles,  fijó en ella su residencia. ¡No dejes de visitar la plaza de los Fueros!.
Antes sí que debíamos comer, que de nuevo andábamos con prisas. Nos esperaba la cocina de Lola en el Restaurante L & Ele en Tudela. Oficiaba en sala, su hija Laura. Ambas extraordinariamente atentas a las necesidades de su clientela. Nos trataron muy bien y nos ofrecieron un menú a base de los platos más conocidos de su casa: verduras de Tudela cocinadas de forma variopinta, incluidas pencas de acelga rellenas de foie con reducción de vino de Oporto. Todas ellas cocinadas con exquisitez. Si a los niños les dieran las verduras como aquí las preparan no las rechazarían en ningún caso. De segundos disfrutaríamos un atún a la plancha con una salsa de tomate, contundente, y pimiento asado y una chuleta de res vieja, una carne excepcionalmente preparada. El postre que disfrutamos fue una torrija a la manera de Lola, con una sopa dulce de la que no tomé notas pero que estaba fabulosa.  Lástima que este restaurante quede tan lejos de Alicante.

Joan hizo una de sus últimas tomas para MINUBE.tv en el monumental Puente del Ebro. Se nos acababa el viaje. Fue una ruta fascinante de 4 intensos días por la Navarra más moderna y la más tradicional. Nos encanta este paisaje; nos gustan sus gentes. Amamos este pueblo. PERIPLOS, y seguro también mis compañeros, volveremos a pisar estas tierras muy pronto.

2011,  Alberto Bermejo

PERIPLOS http://www.periplos.eu

La magia de viajar.

Acceso a todas las fotos del viaje:  http://www.flickr.com/photos/albertobermejo/sets/72157626881758195/

Etiquetado con: , , , , , , ,
Publicado en: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Demuestra que no eres un robot: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.